Miles se rindieron ante Donají, la leyenda

*Pese a la lluvia se abarrotó el Auditorio Guelaguetza

El ballet folclórico de Oaxaca cautivó  con la presentación del espectáculo dancístico – teatral Donají, la leyenda.
Encabezada por el mandatario estatal Alejandro Murat y el edil capitalino José Antonio Hernández Fraguas se rindió homenaje  póstumo al narrador de las fiestas de los Lunes del Cerro, Gustavo Pérez Jiménez.
Pese a la lluvia, miles de personas que abarrotaron la Rotonda de las Azucenas, se llevó a cabo la representación previa a la Guelaguetza 2017.
Relata la leyenda que en el Valle de Oaxaca, al nacer la princesa zapoteca Donají, “Alma Grande” -hija del rey Cosijoeza, quien gobernaba Zaachila- un sacerdote de Mitla descifró en el cielo su destino y exclamó: “múltiples virtudes adornan a nuestra princesa, pero el signo de la fatalidad estaba en el cielo cuando ella nació”.
La puesta en escena de la  historia  recuerda a una historia de amor entre una pareja de príncipes prehispánicos: Donají y Nucano, pero también el sacrificio de una mujer por el amor a su pueblo.
El evento dancistico ofrece un mensaje de unidad, concordia y trabajo en equipo que debe prevalecer entre pueblos hermanos.
“Donají… La Leyenda es parte de nuestra mitología, lo que nos construye como pueblo, lo que genera romanticismo y nos da identidad como cultura milenaria”.
Los  oaxaqueños comparten que esta representación que atrae a turistas nacionales y extranjeros muestra los diferentes elementos que contempla el estado, desde la fundación de la ciudad zapoteca en el Valle de Oaxaca, la invasión por parte de los guerreros mixtecas, hasta el encuentro del lirio en la cabeza decapitada de la princesa Donají.
Como cada año, “Donají… La leyenda”, se llevó a cabo en el Auditorio Guelaguetza, cuyo espectáculo promete llevar  a los visitantes a un recorrido por las máximas expresiones de folclor y riqueza cultural e histórica de la entidad.

La historia inicia con su nacimiento en el año 1502, producto del amor entre el rey Cosijoeza y Coyolicatzi; años más tarde, en los enfrentamientos entre los zapotecas y mixtecos, fue herido y apresado el príncipe Nucano, de quien Donají se enamoraría y cuidó hasta su recuperación.
Nucano, después de dialogar con el pueblo mixteco y alentarlo a terminar la guerra con los zapotecos –detalló- ambos imperios firmaron un pacto de paz; sin embargo, el recelo de unos cuantos hizo que las dos comunidades volvieran a confrontarse.
Al descubrir los planes de invasión de los mixtecos contra su pueblo en aquella época, Donají dio aviso a los guerreros zapotecas de la afrenta pactada en Monte Albán.
Es ahí donde los guerreros zapotecas comandados por el Rey Cosijoeza, enfrentaron y arrasaron con el ejército mixteco. Descubierto el plan de Donají, los mixtecos decidieron vengarse decapitando a la princesa en el río Atoyac.
A lo largo de los años, el espectáculo teatral y dancístico que antecede a la máxima fiesta de las y los oaxaqueños: “La Guelaguetza”, se ha ido perfeccionando sin dejar a un lado la originalidad de la historia.
Hoy miles  vivieron el relato de la leyenda, y en el alma oaxaqueña, la intrépida y generosa Donají que inmoló su existencia por su pueblo.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*