El muro con México de Donald Trump se desmorona (poco a poco)

Desde su llegada a la Casa Blanca, el empresario neoyorquino ha disminuido notoriamente sus expectativas sobre el muro fronterizo con México.

CIUDAD DE MÉXICO.- Donald Trump volvió a hablar sobre la construcción de un muro fronterizo entre Estados Unidos y México y, de nueva cuenta, el presidente estadounidense modificó su discurso sobre los recursos con los que se realizará el proyecto, una de sus principales promesas de campaña.

Desde su llegada a la Casa Blanca, el 20 de enero pasado, el mandatario ha bajado sus exigencias sobre la construcción de la barda, con respecto de los 18 meses de su carrera hacia la presidencia, cuando estableció una férrea postura y constantes amenazas hacia el gobierno mexicano por el financiamiento de su medida migratoria.

“Construiré un gran muro, nadie los hace mejor que yo, créanme, y será poco costoso. Construiré un muro muy muy grande en nuestra frontera sur y haré que México pague por él”, se escuchó decir a Trump en uno de sus primeros discursos como presidente electo.

No obstante, la retórica del republicano registró se suavizó, al grado que en la actualidad hasta la extensión del muro ha sido puesta en entredicho, según el discurso del magnate. Estas son las 4 claves de la evolución de las exigencias del magnate en torno al muro fronterizo.

1. Una decisión polémica. Durante su primera semana en la Casa Blanca, el republicano no se pudo reunir con el presidente Enrique Peña Nieto, tras el intercambio de acusaciones sobre el muro y su construcción.

Ambos gobiernos acordaron guardar silencio en torno al espinoso tema. Hasta el momento, el neoyorquino ha roto el acuerdo cuando menos en tres ocasiones.

2. Exigencia menor. Luego de un trimestre de controversia sobre la edificación de la barda fronteriza, Trump titubeó en cuanto al financiamiento del proyecto y aseguró que México pagaría “de alguna forma” por la construcción del mismo.

La declaración llegó poco antes de cumplir sus primeros 100 días de gobierno y tras haber lidiado con el rechazo de su partido hacia el muro, debido al alto costo que supondría para EU su edificación.

3. Aterrizado por las cifras. El 7 de junio, el mandatario de EU sugirió que, el muro fronterizo podría estar cubierto de paneles solares, con la finalidad de reducir los costos de construcción y mantenimiento, cuyo presupuesto ha sido estimado hasta en 60,000 mdd.

El partido Demócrata ha declarado estar en contra de la designación de tales fondos para el muro.

4. A menos de la mitad. Un mes más tarde, durante la cumbre del bloque internacional G20, el presidente estadounidense insistió en que México se haría cargo del financiamiento de la barda fronteriza. Sin embargo, este jueves, en una visita oficial al presidente de Francia, Trump advirtió que no es necesario que el muro cubra el 100% de la frontera.

Los días siguen pasando, y al parecer el gran proyecto que anunciaba el entonces empresario y político se va diluyendo, sin embargo no se puede descartar nada con Donald Trump, quien – como muchos saben -puede terminar sorprendiendo al mundo.

CNN en Expansión / ALEJANDRO JUÁREZ CÁRDENAS / @juarezcale

 

 

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*