Trump asegura que pronto logrará una Cuba libre

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este viernes ante miembros de la comunidad cubana en Miami que a Estados Unidos le conviene “tener libertad a la región, tanto en Cuba como en Venezuela”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este viernes ante miembros de la comunidad cubana en Miami que a Estados Unidos le conviene “tener libertad en nuestra región, tanto en Cuba como en Venezuela”.

“Es mejor para Estados Unidos tener libertad en nuestra región, tanto en Cuba como en Venezuela”, dijo Trump en un pequeño teatro en la Pequeña Habana, donde se aprestaba a anunciar modificaciones en la política de Washington hacia La Habana.

El presidente de Estados Unidos anunció este viernes la cancelación con efecto inmediato del acuerdo con Cuba impulsado por su predecesor, el exmandatario Barack Obama. Trump dijo en un discurso en Miami que su país está dispuesto y en condiciones de negociar un nuevo acuerdo que “tenga sentido”. Además instó a que se realicen elecciones libres y supervisadas por la comunidad internacional en Cuba, así como la liberación de prisioneros políticos en la isla.

El presidente abogó “por un futuro donde la gente de cada país pueda vivir sus sueños”.

“El régimen de (Raúl) Castro ha enviado armas a Corea del Norte e incentivó el caos en Venezuela”, añadió, refiriéndose a las protestas contra el gobierno de Caracas que desde el 1 de abril han dejado 72 muertos.

Trump denunció este viernes en Miami el carácter “brutal” del régimen castrista en Cuba, en un discurso en el que criticó el acuerdo firmado por Barack Obama, que “no ayuda a los cubanos y enriquece al régimen”.

“Ahora que soy presidente, Estados Unidos denunciaré los crímenes del régimen de Castro”, dijo, además de denunciar los sufrimientos de los cubanos “durante cerca de seis décadas”. “Sabemos lo que pasa y recordamos lo que pasó”, agregó.

También pidió al régimen cubana que libere “a los presos políticos” y prometió “un mejor acuerdo” para los cubanos y para Estados Unidos.

Trump mantuvo sin cambios varias de las iniciativas de Obama, incluyendo la reabierta embajada estadounidense en La Habana, a pesar de que buscó mostrar que estaba cumpliendo con su promesa de campaña de adoptar una postura más dura hacia Cuba.

“No seguiremos callados ante la opresión comunista”, dijo Trump a una animada multitud en el barrio cubano-americano Little Havana en Miami, que incluía al senador republicano Marco Rubio, quien ayudó a elaborar las nuevas restricciones sobre Cuba y habló un momento en español antes del discurso de Trump.

En una inusual transmisión en vivo, el discurso del presidente estadounidense fue emitido el viernes por la cadena Telesur en todo el territorio de Cuba.

El nuevo enfoque de Trump, que será consagrado en una nueva directiva presidencial, busca un cumplimiento más estricto de una vieja prohibición sobre los estadounidenses que viajan a Cuba como turistas, y también prevenir que se usen dólares para financiar a lo que su administración ve como un gobierno represivo controlado por las fuerzas armadas.

Pero ante la presión de empresas estadounidenses, e incluso de algunos republicanos, para que no vuelva a cero en las relaciones con la isla de gobierno comunista, el presidente republicano optó por dejar intactos varios de los pasos de su antecesor hacia la normalización bilateral.

El Economista

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*