Polémico

José Murat, uno de los políticos oaxaqueños, y del país, más discutibles, ayer protestó, después de una serie de episodios, como presidente de la mesa directiva de la Fundación Colosio.

Vale decir que Pepe Murat es uno de los políticos más completos pero también más controversiales. Su genio y figura la describió estupendamente el presidente del PRI nacional, Enrique Ochoa Reza en breves expresiones: “no hay adversario al que le tenga miedo y no hay medio de comunicación que cuando él está por entrar al aire. diga cuidado con lo que le vamos a decir porque nos la va a contestar…”.

Murat, el Ixtepecano, vive y disfruta haciendo política día y noche. Varios de sus colaboradores cercanos me dicen que no duerme de filo. Se la pasa elucubrando, planeado, analizando. En el reacomodo de fuerzas de su partido, fue candidato fuerte para dirigir la CNOP, el sector popular pilar fundamental de su instituto político. Estaba listo pero por esos intríngulis de la praxis política, se quedó en el camino.

Otra confidencia de algunos de sus asistentes, descubre que al no ligar la CNOP vino el desencanto. Aunque su paso a la Fundación quedó planchada, venía posponiendo la protesta. Ordenó el evento con la seguridad de que estarían presentes sus 32 homólogos estatales y personajes de la sociedad civil. El dirigente nacional de su partido, el PRI, le tomó la protesta como presidente de la mesa directiva de esta Asociación tricolor que tiene como tarea principal hacer análisis, investigación, divulgación y docencia, en torno a los retos económicos, políticos y sociales de México.

Dice en su plataforma que es un espacio abierto y plural para la reflexión, el debate informado, la crítica constructiva y la formulación de propuestas que promuevan la construcción de un México en paz, próspero e incluyente.

Justo cuando están por realizarse las elecciones para gobernador del Estado de México, las más cruciales y competitivas para el PRI, y que marcarán el destino del partido tricolor de cara al 2018, llega Murat a la Fundación que tiene, entre sus principales tareas, la elaboración de los planes de gobierno y la plataforma electoral del Partido Revolucionario Institucional.

Acorde a su personalidad convulsa, el ex gobernador de Oaxaca llegará a la Fundación Colossio, como dicen, agitando las aguas y más cuando sabe que sus fines políticos son promover y difundir investigaciones vinculadas con los problemas nacionales e internacionales; elevar el nivel de la discusión política en México mediante el fortalecimiento de una cultura política plural; investigar la naturaleza de las demandas ciudadanas y contribuir a organizar los medios para su expresión; elaborar estudios y propuestas de solución; abrir espacios de análisis y debate, uff. Su mero mole.

“Llegando y prendiendo lumbre”. A eso va a la Fundación Colosio. Lo sabe el líder nacional del PRI, lo saben los que lo propusieron. La controversial personalidad de Murat está para eso porque, como dice Ochoa Reza “José Murat no le teme a nadie”.

En la Fundación “yo necesito a José Murat y necesito que nos salpique a todos nosotros ese vigor, esa energía, y esa exigencia. Lo conozco desde hace muchos años como es, quienes lo conocen saben cómo es y quienes lo van conociendo pronto van a saber cómo es. José Murat no acepta un no como respuesta, no hay reto para el que no levante la mano y lo quiera él llevar a cabo; no hay adversario al que le tenga miedo y no hay medio de comunicación que cuando él está por entrar el aire diga cuidado con lo que le vamos a decir porque nos la va a contestar. Necesitamos todos ser Pepe Murat en el reto que viene hacia delante. Necesito que le entremos con fuerza y vigor, cada quien en su estilo, pero cuando alguien tenga un centímetro de duda al reto, échenle una llamadita a Pepe Murat, cuéntenle su reserva, su miedo y van a ver que después de esa llamada saldrán para adelanté”.

RUDOS Y TÉCNICOS

En el evento que duró casi tres horas, el dirigente priista no escamoteo reconocimientos para el nuevo presidente de la Fundación.

Insistió a los priistas que para los futuros retos del PRI “no tengan dudas para abrevar de las experiencias de Murat, sus relaciones. Pepe se lleva con todos, con todos, con los técnicos y con los rudos, con los que son técnicos y con los políticos, con los servidores públicos del pasado, del presente y del futuro. Es un hombre que constantemente está haciendo amigos y que cuando es necesario tender puentes José Murat puede levantar el teléfono e iniciar el diálogo constructivo. Así lo demostró recientemente en el Pacto por México, gracias a la contribución de Pepe es que tuvimos a distintos partidos políticos dispuestos a poner a un lado las diferencias y empezar a construir sobre lo que si estábamos de acuerdo, Pepe Murat fue uno de los arquitectos de ese Pacto por México que nos ha dado una serie de reformas estructurales que estaban pendientes en la historia de México y que están por llevarse a cabo.

LA TAREA

De parte del dirigente nacional del PRI, la toma de posesión se tornó en reconocimientos y detalles de la vida del ex gobernador oaxaqueño que, al fin hombre público, es blanco de merecimientos y de malquerientes.

Ochoa volvió al credo sobre la figura política. “El servicio público cuando se defienden las ideas y cuando se defienden las convicciones, hay gente que no lo quiere oír, eso es parte de nuestra profesión al que no le gusta la controversia que se salga de la cocina, al que no le gusta la controversia en esta etapa que se salga de la Fundación Colosio, porque vamos a una etapa de contraste de ideas a favor de México”.

1 Comentarios

  1. Jesus quiroz junio 2, 2017 at 12:00

    Felipillo y su retraso mental persistente. El gangster de Murat le robo al Pueblo Oaxaqueño mas de 50,000 millones pero segun Felipe es un genio. Maldito retrasado mental

Los comentarios están cerrados.