Anulan juicio por defraudación de $2 millones contra Gordillo

Ciudad de México. El Tribunal Cuarto Unitario Penal en la Ciudad de México anuló de manera definitiva el juicio a la maestra Elba Esther Gordillo Morales por la acusación de presunta defraudación fiscal de 2 millones 199 mil pesos que le imputaba la Procuraduría General de la República (PGR).

La magistrada Graciela Santés Magaña, quien preside dicho tribunal, dictó el auto de libertad “por falta de elementos para procesar, ante la incomprobación del cuerpo del delito de defraudación fiscal equiparada calificada”. Sin embargo Gordillo tiene pendiente otro proceso por delincuencia organizada y lavado de dinero por un monto de mil 968 millones de pesos.

La juez aceptó la sentencia del Quinto Tribunal Colegiado en materia penal, quien otorgó un amparo y ordenó la libertad de Gordillo Morales. De acuerdo con el expediente “no se encuentra acreditado el cuerpo del delito de defraudación fiscal equiparado por el que se emitió la resolución reclamada”.

“De esa manera, al no haber prosperado los agravios planteados en la revisión adhesiva; aunado a que ha quedado evidenciado que el tribunal responsable violó en perjuicio de la quejosa el principio de legalidad que enmarca el diverso de estricto derecho, contenido en el numeral 16 de la Constitución General de la República, ante la incomprobación del cuerpo del delito de defraudación fiscal equiparada calificada, previsto en el artículo 109, fracción I, del Código Fiscal de la Federación [vigente al momento de los hechos], y sancionado en la fracción III del diverso numeral 108, del mismo ordenamiento legal; lo procedente es revocar la sentencia recurrida y, en su lugar, conceder a la quejosa la protección constitucional”.

La profesora fue detenida en el aeropuerto internacional de Toluca en febrero de 2013 y posteriormente puesta a disposición de jueces federales, para enfrentar procesos penales por operaciones con recursos de procedencia ilícita, por mil 978 millones de pesos, que presuntamente habría desviado de las arcas de la SNTE y transferido a sus cuentas personales.

Por ahora la maestra seguirá a disposición de las autoridades penitenciarias de la Ciudad de México por uno de los tres procesos iniciados, el de delincuencia organizada y lavado por casi dos millones de pesos antes mencionado.

La Jornada

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*