#UnDíaSinPeriodismo: Octavio Rojas, corresponsal y funcionario en Oaxaca

Además de director de Comunicación Social del municipio de San José Cosolapa, Oaxaca, Octavio Rojas Hernández era corresponsal del diario El Buen Tono de Veracruz. El 11 de agosto de 2014 fue ejecutado sin que la policía diera con el asesino.

De acuerdo con Proceso, Rojas recibió cuatro impactos de arma de fuego: dos en la cabeza, uno en el tórax y otro en el hombro. El agresor del comunicador acudió al domicilio de éste con la excusa de preguntar por un vehículo que tenía en venta. Cuando la esposa del corresponsal de El Buen Tono entró a buscar las llaves del auto, escuchó las detonaciones. Al salir, encontró al periodista tendido en el piso, mientras el atacante huía en una camioneta Chevrolet.

Octavio Rojas cubría la sección policíaca de El Buen tono. De 47 años, en sus últimas publicaciones abordó el ahora muy sonado tema de los ladrones de hidrocarburos. En su caso, tocó la captura de “ordeñadores” que operaban en la zona de Tuxtepec y Tierra Blanca

Condenado tanto por el medio para el que colaboraba, como por la comunidad periodística de Veracruz y Oaxaca, el crimen no obtuvo pronta respuesta por parte de las autoridades de ni uno de los Estados en los que Rojas se desenvolvía.

Cosolapa, región en la que Rojas fungía como director de Comunicación Social, se encuentra en la llamada “ruta del migrante” y -según indica Animal Político– estaba en ese momento bajo control de Los Zetas. Por esta razón, sus colaboraciones eran mayoritariamente de índole policíaca ya que es una región “muy caliente”, según indica Miguel Ángel Contreras, jefe de información de El Buen Tono.

Rojas no firmaba sus notas, pero era el único corresponsal del diario en Cosolapa, municipio en el que denunciaba que “no existía ley”. Además, sus últimas semanas de vida, acusó actos de corrupción y abuso de autoridad por parte de la policía local. “Para nosotros, la familia e inclusive fuentes del ayuntamiento creen que es a causa de las notas. La Procuraduría debe profundizar por ahí, que se investigue bien y que se llegue a las últimas consecuencias”, señaló Contreras.

SOPITAS

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*