Oaxaqueños abandonan el campo y se van al sector informal

Juan Carlos Zavala

El sector agropecuario presentó un decremento de 39 mil personas que se dedican a estas actividades, mientras que el sector informal presentó un incremento de 29 mil personas, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del primer trimestre de 2017 en el estado de Oaxaca.

Los resultados para el primer trimestre de 2017, indican que en Oaxaca un millón 308 mil trabajadores formaban parte del empleo informal en alguna de sus modalidades; por ello, la tasa de informalidad laboral es de 81.9 por ciento.

El empleo informal, o medición ampliada de informalidad, explica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) se refiere al trabajo no protegido en la actividad agropecuaria, el servicio doméstico remunerado de los hogares.

Así como los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.

“De esta manera, la medición de la ocupación en el sector informal se considera el punto de partida y un componente del cálculo de una medida más amplia: el empleo informal”, detalla la ENOE.

De acuerdo con el INEGI, durante el primer trimestre de 2017, la población de 15 años y más disponible para producir bienes y servicios en la entidad, fue de un millón 640 mil personas (55.9% del total), cuando un año antes había sido de un millón 651 mil (57 por ciento).

Esta variación en 11 mil personas es consecuencia de las expectativas que tiene la población de contribuir o no en la actividad económica.
Mientras que 72 de cada 100 hombres de 15 años y más son económicamente activos, en el caso de las mujeres, 42 de cada 100 están en esta situación.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*