Aguamiel ayuda a tratar síndrome de colon irritable

Una de las bebidas más antiguas y populares en México es el aguamiel, la cual se utiliza para crear otra bebida emblemática: el pulque, que se caracteriza por un sabor ligeramente y viscoso.

El aguamiel es la primera bebida alcohólica que se conoce y que producía a quienes la bebían, un estado de éxtasis similar al que provocan las bebidas con alcohol de la actualidad. Sin embargo, este no es el único efecto que tiene, pues también podría ser benéfica para la salud, especialmente para tratar el síndrome de colon irritable.

Las propiedades del aguamiel han permitido que un grupo de Científicos de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), desarrollen una bebida probiótica que reduce en un 90% los malestares provocados por el síndrome de colon irritable como inflamación, dolor abdominal y gases.

Aguamiel es rica en probióticos
Los probióticos son microorganismos vivos en el tracto digestivo, que cuando se consumen, ya sea en forma de alimento o fármaco, tienen un impacto favorable en la salud de las personas.

La líder del proyecto, Beatriz Pérez Armendáriz, comentó en entrevista con la Agencia Informativa Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), que en las pruebas de laboratorio encontraron que hay una presencia numerosa de microorganismos benéficos en el aguamiel como probióticos.

Aseguró que a pesar de lo que a veces se dice sobre la forma de elaborar el pulque, han encontrado una cantidad muy reducida de patógenos (menos del 1%), a diferencia de los benéficos.

La creación de la bebida probiótica
La también directora de la Facultad de Biotecnología de la UPAEP detalló que para el desarrollo del proyecto, primero frenaron el proceso de fermentación del aguamiel para modificar su composición alcohólica por una láctea.

Después, el grupo de investigación adicionó un complejo de probióticos identificados de manera molecular y luego añadieron algunas esencias de naranja y coco, para que se pareciera al placebo con el que se realizaron las pruebas a los pacientes.

En la etapa de experimentación, los investigadores suministraron durante ocho semanas la bebida de aguamiel a un grupo de control. Al otro grupo se le dio una sustancia con características de color y sabor similares a la primera.

“Después de que se dieron las bebidas probióticas, observamos mejoría en distintos aspectos como inflamación o dolores abdominales y consistencia de heces, entre otros. Dichos rangos que fueron medidos con criterios cualitativos, por ejemplo, encontramos una mejoría de nueve, en una escala de uno a 10, mientras que antes los pacientes experimentaron un rango de dos a tres”, aseguró la especialista.

El aguamiel es un néctar dulce y natural que se obtiene del maguey, muchas veces rechazado por los mexicanos, por lo que la doctora llama a la sociedad a conocer e investigar las propiedades de la bebida antes de evitar su consumo.

(Con información de Notimex)

 

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*