Urge la Cruz Roja ley de desaparición

Silvia Garduño
Cd. de México (23 abril 2017).- El jefe de la delegación para México, América Central y Cuba del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Juan Pedro Schaerer, urgió a que el Senado apruebe la Ley General de Desaparición en el actual periodo de sesiones.

En entrevista, recordó que hace más de dos años el Presidente Enrique Peña Nieto se comprometió a que durante su Administración se aprobaría una ley en la materia, lo cual es impostergable en un contexto en el que hay más de 30 mil desaparecidos y miles de fosas clandestinas con restos humanos sin identificar.

“Desde nuestro punto de vista, el último borrador de la ley contiene la gran mayoría de los elementos esenciales para hacer de esa ley una ley efectiva contra las desapariciones.

“Es posible llegar a un entendimiento para que esta ley sea pasada dentro de este periodo de sesiones. Es urgente, porque si no pasa ahora, en el próximo término legislativo habrá otras prioridades”, comentó.

Schaerer dijo que, con o sin ley, el Estado mexicano tiene la obligación de brindar protección a su población y, en casos de desaparición, hacer todo lo posible en términos de búsqueda e investigación.

Señaló, sin embargo, que en una Federación como México la situación varía mucho dependiendo de la entidad, ya sea por cuestiones de ordenamiento interno, de coordinación interinstitucional o entre los diferentes niveles de Gobierno, o de claridad de responsabilidades.

“Hay un vacío donde o todos o nadie asume la responsabilidad que le incumbe. La ley permitirá ordenar todos estos procesos y establecer mecanismos donde las responsabilidades son claramente establecidas y permiten, desde el momento que una persona ha sido declarada desaparecida, iniciar procesos de búsqueda inmediata.

“La ley es algo no solamente positivo, sino necesario e indispensable”, señaló.

Ante la falta de resultados en casos de desaparición, Schaerer lamentó que en la actualidad sean las familias organizadas en colectivos las que realicen exhumaciones de restos en fosas, cuando es una responsabilidad del Estado.

“Creo que todo el mundo entiende por qué las familias empiezan a buscar por ellas mismas, pero eso hace que el proceso sea muy difícil y, en ciertas ocasiones, puede poner en peligro la integridad física de los mismos familiares”, apuntó el funcionario de la Cruz Roja.

Recordó que desde hace dos años, el CICR ha brindado asistencia a la Procuraduría General de la República y a los servicios forenses de los estados con una base de datos antes mórtem / post mórtem, que permite recolectar información de las familias de las personas desaparecidas y compararla con los datos existentes.