Mitos y realidades sobre la esquizofrenia

 

Como lo mencioné en el artículo anterior, la esquizofrenia es la enfermedad mental más estigmatizada, temida y desconocida por la sociedad. Así que para contribuir a su mejor comprensión, empecemos por definirla. Es una enfermedad mental crónica multicausal; en realidad, la teoría más aceptada actualmente es que su origen es neurobiológico y genético, por lo cual tiene un fuerte componente hereditario; y como factores desencadenantes tenemos el estrés y el entorno familiar.
Uno de los mitos que aclaramos anteriormente, es que no todas las personas con esquizofrenia presentan los mismos síntomas ni en el mismo grado, así que conozcámoslos un poco más, para lo cual los dividiremos en dos tipos, síntomas positivos y negativos. Los positivos son los que se presentan en la fase aguda o psicótica de la enfermedad, y los negativos son los que se presentan en la fase residual de la enfermedad.
Síntomas Positivos:
– Ideas delirantes: Alteraciones del contenido del pensamiento, generalmente sin mucho sentido ni evidencia, pero que para la persona son absolutamente ciertas y reales. Por ejemplo, pensar que está siendo perseguido, o que tiene poderes mágicos, etc.
– Alucinaciones: Percepción por medio de los sentidos de algo que no es real. Por ejemplo, escuchar voces que le dan órdenes, ver sombras o personas que no existen, oler a podrido, etc.
– Catatonía: Por un lado, posiciones rígidas en las que el paciente puede permanecer por mucho tiempo, y, en otras ocasiones, puede darse una gran agitación psicomotora.
Síntomas negativos:
– Aplanamiento afectivo: Falta de reactividad afectiva, indiferencia e indolencia frente al bienestar propio o de los demás.
– Anhedonia: Incapacidad para experimentar placer y pérdida de interés en casi todo.
– Asociabilidad: Se pierden las ganas por establecer o mantener relaciones sociales, aislamiento.
Existen también distintos tipos de esquizofrenia, los cuales intentaré resumir brevemente:
Esquizofrenia paranoide: Es el tipo más frecuente y la que responde mejor al tratamiento. Se presentan alucinaciones e ideas delirantes de persecución y daño.
Esquizofrenia desorganizada: Desorganización importante de la conducta, presentan un comportamiento y aspecto físico extravagante, raro. Sus respuestas afectivas son inadecuadas.
Esquizofrenia catatónica: Se caracteriza por alteraciones en la psicomotricidad ya sea rigidez o agitación extrema.
Esquizofrenia indiferenciada: Pacientes que evidencian síntomas de más de un tipo de este trastorno.
Esquizofrenia simple: No aparecen síntomas positivos, únicamente los negativos.
Finalmente, espero haber clarificado un poco su conocimiento sobre la esquizofrenia y contribuir así en la inserción y aceptación en la sociedad de las personas que la padecen, que no son más que personas con una enfermedad mental y punto, y a los cuales no tenemos por qué temer, aislar ni repudiar.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*