Jazmín Lucero; El Feminicidio que apagó su luz

La mujer sin miedo por Galeano

“Hay criminales que proclaman tan campantes ‘la maté porque era mía’, así no más, como si fuera cosa de sentido común y justo de toda justicia y derecho de propiedad privada, qué hace al hombre dueño de la mujer. Pero ninguno, ninguno, ni el más macho de los súper machos tiene la valentía de confesar ‘la maté por miedo’, porque al fin y al cabo el miedo de la mujer a la violencia del hombre es el espejo del miedo del hombre a la mujer sin miedo.”
Eduardo Galeano (1940-2015)

LA COLUMNA ROTA/ FRIDAGUERRERA VILLALVAZO

Atada de una cama, encadenada, siendo golpeada con un tubo, así es como Isa recuerda a su mamá, el infierno, la locura, el no saber salir de un circulo de violencia y que cada vez que lo intentara fuera amenazada para regresar, celos, desesperación, culpa, la sensación de estar sumergida en un remolino, arrinconada en un lugar en casa, preguntándote por qué no puedes salir de aquí, por qué cada vez que intentas alejarte vuelve a buscarte, a acorralarte, a jurarte que jamás lo volverá a hacer; por qué la gente no entiende que salir de esto no es sencillo, por qué te juzgan, por qué no logran comprender que cada vez que intentas salir, los insultos, los golpes y las amenazas te llenan de terror, que piensas en tus hijas, en tu familia, en el dolor de no haber logrado una familia funcional, una familia llena de eso que pareciera solo existe en las realidades de las mujeres que son ricas, guapas, soberbias, cabronas, las preguntas se agolpan en tu cabeza, ¿será que no soy inteligente?, ¿tal vez él tenga razón y yo soy tonta, fea? no, seguro es cómo el resto de las mujeres se expresan de mí; por inmadura, dependiente, estúpida…
Jazmín Lucero López Valencia era una mujer llena de alegría; era “show”, jugaba, siempre sonreía, todo eso que padecía en casa estaba ocultó por algún momento a su familia, para Jazmín solo existía algo importante amar a sus hijas, a sus sobrinos, ellas no merecían estar escuchando lo que de por sí ya vivían con ella, la voz de la pequeña Isamary de 7 años recuerda a su madre amarrada a una cama con una cadena, golpeada con tubos por su papá, sobajada, las niñas escuchaban los insultos, amenazas de quien se presumía “las amaba”.
Cuando salió huyendo de su casa lo hizo escondiéndose para que él no la viera, para que no la regresará, él era muy violento con ella, fueron 9 años de dolor, uno de los embarazos de Jazmín fue difícil Nadia Karen, nació a los siete meses el parto se adelantó debido a una supuesta caída que en realidad fue provocada por José Román, la pequeña murió después de 15 días.
Una faceta del maltrato terrible, más incluso que el maltrato en sí, es el secreto en el que se convierte. No se cuenta porque avergüenza. No se cuenta porque, en el fondo se piensa que quizás o seguro, nos lo merecemos por no ser como deberíamos. 1  “Era muy difícil que ella lo aceptará, yo le decía ya, Jazmín acepta que es José Román detalla José Manuel, hermano de Jazmín la de
Jazmín nació el 4 de septiembre de 1988,  fue la segunda de cuatro hermanos, José Manuel, Alejandro y Monserrat, José Manuel recuerda que debido a que sus padres trabajaban todo el día, él cuidó a sus hermanos, más que sus hermanos, eran sus hijos, “Jazmín siempre fue muy delgadita, muy alegre, era explosiva, cuando se enojaba,  era de esas personas que te la mientan y te ríes, de niña bailaba, no sabía ni como aprendió, en la escuela no peleaba con nadie, siempre fue muy extrovertida; como mamá  su vida eran sus hijas, tal vez  por eso no nos decía para protegernos, Isamary la mayor, siempre fue muy inteligente a los 5 años ya sabía leer, todo eso se lo enseño Jazmín, durante un tiempo trabajó como estilista él se lo prohibió, la acusaba de que lo engañaba”. Conmemora José Manuel.
Hace siete meses Jazmín Lucero; dio el paso; ese que faltaba para huir de una muerte segura, del dolor, del maltrato, del aislamiento, de las humillaciones, de los moretes en el cuerpo que ocultaba diciendo que se había pegado con una puerta, finalmente convencida de rehacer su vida, irse a Estados Unidos o Cancún con sus hijas, dejó a José Román, ya no toleraba más insultos, tenía que ponerse a salvo y a sus dos pequeñas hijas de 7 y 5 años, era urgente, necesario… YA NO MÁS…
El 3 de abril de 2017 en Cuatitlán Izcalli, Estado de México, Jazmín quien ahora vivía en casa de su papá quien quedó viudo hace 7 años, preparó a sus pequeñas para llevarlas a la escuela, sus hermanos desconocen en qué momento José Ramón ya la acechaba, algunos vecinos refieren que los vieron discutir, la moto en la que José Román se trasladaba estaba justo fuera de la unidad habitacional en la que vivía; a solo unos metros, enfurecido la atacó,  12 heridas fue lo que José pudo contar cuando le avisaron que estaba herida y la trasladaron en el piso de una camioneta de protección civil, con la mano en la garganta José Manuel le preguntó si había sido José Román, ella asintió con la cabeza, en el momento que pudo, Jazmín expresó “te encargó a mis hijas, no voy a aguantar”, murió en el Hospital.

Todo esto lo presenciaron Isamary y Estrella las hijas de la pareja, en ese momento José Román se las llevó, la pequeña Estrellita comenta a sus tíos que, al negarse a subirse a la moto, su papá la amenazó, diciendo que se subiera o le metería también el cuchillo; las niñas ya fueron recuperadas por su familia materna.
Estrellita no puede dormir, al intentar hacerlo ve a su mami en medio de un charco de sangre, ya no quiere ser niña porque no le gusta, quiere ser adulta, urge crecer porque ser niña es feo, Isamary callada solo observa, de repente toma actitudes agresivas; las secuelas en estás pequeñas quedarán ahí, en su mente, en su corazón, en su memoria.
Una cruz blanca en medio de la humilde casa acompañada de veladoras que titiritan levemente dan luz a una foto de Jazmín Lucero en medio, unos dibujos hechos por Isamary “Hola mami; nunca me olvides, nunca jamás, te amo mucho te voy a extrañar”.
Deje de culparla, deje de expresar que fue su error, ya imaginó que de pronto se convierta en padre o madre de sus nietas, tal vez una mujer muy cercana a usted está padeciendo lo mismo y también está intentando ponerse a salvo y usted por estar justificando los feminicidios no se da ¿cuenta?.

NO, Jazmín Lucero no fue asesinada por tonta, fue asesinada por la impunidad, la falta de prevención, la asesinó su ex pareja de quien huyó para salvaguardarse, la asesinó porque pudo, porque en este país nos asesinan porque pueden, deje de culpar o justificar estos crímenes.
Abril 2017
Quieres contar una historia de feminicidio, desaparición, o intento de feminicidio búscame, ayúdame a visualizarlas.
@FridaGuerrera
fridaguerrera@gmail.com

Fuente; 1 Perfil de la Mujer Maltratada

Video https://youtu.be/7ggbcn760DQ

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*