El 'Tri' se consolida en el liderato del hexagonal rumbo al Mundial

* La selección hilvanó su segundo triunfo consecutivo y se colocó en la cima con 10 puntos

 

* Costa Rica obtuvo un valioso empate 1-1 frente a Honduras y se ubica segundo en la tabla

Puerto España.- México se consolidó como líder invicto del hexagonal final de la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Futbol (Concacaf) rumbo a Rusia 2018 tras superar ayer a Trinidad y Tobago 0-1 en partido disputado en el estadio Hasely Crawford, de Puerto España.

Gracias al gol de Diego Reyes al minuto 58, el Tri, que hilvanó su segundo triunfo consecutivo en la reciente fase de las eliminatorias mundialistas, sumó 10 puntos para ubicarse en la cima de la clasificación. Mientras que Costa Rica, que empató 1-1 con Honduras, se encuentra en el segundo sitio, con siete unidades.

A su vez, las selecciones de Panamá y Honduras ocupan las siguientes posiciones al acumular cuatro puntos. Estados Unidos y Trinidad y Tobago se ubican en el fondo, con sólo tres.

Cinco cambios de alineación

En la cuarta fecha del hexagonal de la Concacaf, México, que salió a la cancha con cinco cambios respecto del 11 titular que enfrentó el pasado viernes a Costa Rica, mostró un mayor dominio al inicio del encuentro.

Apenas al minuto siete, lograron enviar el balón al centro del área, y éste quedó al alcance de Héctor Moreno, quien brincó para rematar de cabeza, pero el esférico se estrelló justo en el cuerpo del portero trinitario Jam Williams.

En otra buena jugada de los pupilos del técnico Juan Carlos Osorio, Miguel Layún volvió a colocar el esférico en el área rival, pero la zaga trinitaria logró alejarlo. Héctor Herrera y Javier Chicharito Hernández también estuvieron cerca de hacer daño a la cabaña de los centroamericanos, pero sus disparos carecieron de contundencia.

Los locales poco a poco se sintieron cómodos en su propia cancha y comenzaron a generar peligro en el área tricolor; sin embargo, el guardameta Alfredo Talavera pudo atajar los diversos disparos que amenazaron su portería, entre ellos los de Kevin Molino, Cordell Cato y Kenwyne Jones.

En poco tiempo, el partido se tornó ríspido, con faltas innecesarias por parte de ambas escuadras, lo cual trabó el juego en el medio campo. Ni trinitarios ni mexicanos lograban tener profundidad en sus jugadas ofensivas.

Al minuto 31, México fue sorprendido en un contragolpe. Los trininarios filtraron la pelota al área tricolor desde la media cancha, lo cual fue aprovechado por Kenwyne Jones, quien fusiló de zurda a Talavera; sin embargo, gracias a un error del árbitro asistente Richard Washington el gol fue anulado por un inexistente fuera de lugar.

En la parte final del primer tiempo ningún equipo pudo hacer daño a su rival y se fueron al descanso sin anotaciones.

Para el complemento, Herrera salió inspirado y desde fuera del área exigió un angustioso lance del guardameta Williams con un disparo cruzado, pero la pelota se estrelló en el poste derecho.

Chicharito y Diego Reyes protagonizaron una pequeña riña por una falta sobre su compañero Carlos Salcedo por parte de Molino. Los involucrados soltaron algunos manotazos, pero el árbitro sólo amonestó al trinitario.

Pese a lo cerrado del encuentro, México finalmente pudo abrir el marcador al minuto 58. Layún cobró un tiro de esquina y Reyes firmó el 1-0 con un testarazo a la horquilla derecha del arco trinitario.

El encuentro continuó sin grandes jugadas por parte de ambos equipos. Los pocos disparos a gol fueron atajados eficazmente por los arqueros y ningún plantel consiguió mover el marcador en los cinco minutos que añadió el árbitro.

Más temprano, Costa Rica obtuvo un valioso empate 1-1 ante Honduras en partido disputado en el estadio Morazán, de San Pedro Sula. Anthony Lozano marcó por los locales al minuto 35, pero Kendall Waston igualó para los ticos al 68.

La Jornada