Estados Unidos planea prohibir ordenadores y tabletas en los vuelos desde una decena de países

El Gobierno estadounidense planea prohibir a los pasajeros que viajen en determinados vuelos desde el extranjero a Estados Unidos llevar en la cabina de la aeronave grandes aparatos electrónicos, según fuentes oficiales citadas por la agencia Reuters. Tendrían que ir en la bodega del avión dentro de la maleta facturada del pasajero. La restricción, que responde a una presunta amenaza terrorista, incluiría aparatos como un ordenador portátil o una tableta, pero quedarían excluidos teléfonos móviles y determinados artefactos médicos.

La medida solo afectaría a aerolíneas extranjeras que vuelan desde una decena de países, incluidos algunos en Oriente Próximo, como Jordania y Arabia Saudí. El veto podría anunciarse oficialmente el lunes o el martes tras llevar varias semanas en consideración.

La aerolínea Royal Jordanian anunció este lunes en Twitter que la prohibición afectaría desde el martes a sus vuelos directos a EE UU o con escala en Canadá y destino EE UU, según informa Reuters. Un diario saudí también informó de que Washington había comunicado a Riad que en los vuelos hacia EE UU los pasajeros tendrán que facturar sus computadoras y tabletas.

No es infrecuente que EE UU refuerce de repente la seguridad en determinados vuelos desde el extranjero, pero es inusual que impulse una restricción tan severa como esta.

En julio de 2014, se autorizó temporalmente a los agentes de seguridad en los aeropuertos a pedir a los pasajeros que encendieran sus aparatos electrónicos y, en caso de no tener suficiente batería para hacerlo, se los podían confiscar. El refuerzo de la seguridad afectó a algunos aeropuertos de África, Europa y Oriente Próximo con vuelos directos a ciudades estadounidenses y respondió al temor de que Al Qaeda hubiese desarrollado un nuevo tipo de bombas muy difíciles de detectar.

Desde que asumió la presidencia estadounidense a finales de enero, Donald Trump ha promovido una política fronteriza de mano dura. El republicano ha aprobado dos decretos, ambos parados por la justicia, para prohibir temporalmente la entrada a EE UU de ciudadanos de determinados países de mayoría musulmana alegando motivos de seguridad. Trump también ha ampliado el número de agentes fronterizos.

 

El País

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*