Día de la mujer

El pasado 6 de marzo, las autoridades municipales, otorgaron reconocimiento a las mujeres que se destacan a través de sus actividades, como generadoras de cambio, es así como la sensibilidad del cabildo al acordar este acto de estricto apego al deber de ciudadanos, rememorar los acontecimientos del 5 de marzo de 1908, desde la ciudad de Nueva york fue escenario de una huelga polémica, en la que un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas, y un tiempo para poder dar el pecho  a sus hijos, otras versiones señalan que no existen pruebas documentales y lo que sí tuvo lugar fue el 8 de marzo de 1857 una marcha de costureras de la compañía Lowet East Side que reclamaba una jornada laboral de diez horas.

La historia y la más difundida es la que señala que unas 40 mil costureras industriales se declararon en huelga y durante la misma un número de 129 trabajadoras murieron quemadas en la fábrica Cotton Textile Factory,  en Washington Square, Nueva York. Los dueños de la fábrica había encerrado a las trabajadoras para forzarlas a permanecer en el trabajo y no unirse a la huelga, en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la misma.

Diez años después, en 1867, también en el mes de marzo, tuvo lugar una huelga de planchadoras de cuellos de la ciudad de Troy, y la formación de un sindicato, pero la historia del 8 de marzo esta cruzada por situaciones y hechos que muestran un escenario más complejo y rico en acontecimientos marcados por la primera guerra mundial, la revolución rusa, la lucha por el sufragio femenino, las pugnas entre socialistas y sufragistas, y el creciente auge del sindicalismo femenino durante las primeras décadas del siglo XX, dando como resultado que en el año de 1910, durante la segunda conferencia internacional de mujeres trabajadoras celebrada en Copenhague (Dinamarca) más de 100 mujeres aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer Trabajadora.

MUJERES  DE  OAXACA

Doña María Sánchez.  Mujer de un gran temple,  nacida en España y llegada al valle de Antequera   hacia  1530 se  dedicó  a  la  crianza  de  ganado vacuno,  se caracterizó  por su gran fuerza y sus  estancias de ganado las tuvo por los rumbos de Ocotlan, preserva su nombre   una   loma   con   punta,   a  la  altura   de  San   Pedro Apóstol al que aún le llamamos cuando pasamos a Tabiche o a Ejutla, la teta de María Sánchez.

Doña Francisca  Reyes Flores. Nació en esta ciudad de Oaxaca en las postrimerías  del siglo XVII,  fué esposa del capitán Don  Luis Ramírez de Aguilar, en  el  año   de  1720,  fundó   la  imprenta   en  esta  ciudad,   la primera fué en México en 1532, la segunda en Puebla en 1640, por lo que la de Oaxaca fue la tercera en nuestro país y la cuarta de América. La señora Francisca enviudó en 1719, procreo 2 hijas, que ingresaron al convento de Santa Catalina de Siena, falleció el 2 de enero de 1725.

Ponciana   Aguilar   de  Andrade. Fué  pintora,  nacida  en  la  hacienda   de  Huacapa  en Silacayoápam, a principios del siglo XIX, vivió en Puebla donde recibió  clases   de  pintura  del  maestro   Padilla   entre  los años de 1863 y 1869,  razón por la cual se afirma  que parte de su producción se encuentra en esa ciudad, se sabe que pintó una  purísima, un San José,  una coronación,  un San Damiano y una imagen  de nuestra  señora  del Sagrado  Corazón,  entre otras,  algo  de  su  producción   se  encuentra   en  Tamazola, lugar donde murió el 23 de octubre de 1886.

Doña Antonia Labastida de Lanza.– Fué  una  gran  mujer  de  pensamiento   liberal   nacida   en  la primera mitad del siglo XIX, comadre de Porfirio Díaz,  casada con el Sr.  Lic.  Alfonso  Lanza,  ella se dice que contribuyó  a la victoria  de la Carbonera, por la carta siguiente: Tehuacán,     octubre    14   de    1866,     querido    compadre    hoy  salieron los mozos,  “Llevan   1000 pesos  en plata,  quinientos en oro,  seis  piezas  de manta y todas  las medicinas”.    lo que significa:   hoy  salen  de  esta  ciudad  los  refuerzos  pedidos por Oronoz consistentes   en mil soldados de infantería y 500 de caballería,  seis piezas de artillería y esplendida  dotación de municiones. El jardín de enfrente lleva su nombre.

Doña Trinidad Carreño.- Nacida  a  mediados  del  siglo XIX,  en San  Felipe  del agua,  se destacó por sus obras de   caridad, en beneficio de los huérfanos  de Oaxaca  durante el Porfiriato  se le tuvo como una  religiosa   e  incluso   monja  ya  que   su  temática   como pintora    la  consagró   a  los  temas   religiosos.   Su  obra  se halla  dispersa  en los templos  de la ciudad  y del estado  de Oaxaca.

Doña Josefa Castañeda.– Fué pintora  nacida  en San  Felipe  del agua,  agencia  de esta ciudad  de Oaxaca,  nacida a finales del siglo XIX,  fue alumna de la academia  de San Carlos y al regresar a esta ciudad de Oaxaca,  fue profesora  en la escuela  normal  de Oaxaca,  se tiene conocimiento  de una pintura suya que  representa  una  escena   de  jinetes   en  una  de  las  calles   de  Oaxaca   y  se desconoce  su  paradero,  sin  embargo  hay  dos  que  tenia  o tiene  la  familia  de  Don  Luis  Castañeda,  una  es  la  sagrada familia y la otra en San Estanislao  de Kostka,  (la producción pictórica de Josefa  Castañeda  marca  el tránsito   entre  la producción  artística  doméstica  de las  mujeres  hacia  otro aprendizaje  en las academias  públicas)

Nancy Canseco. Es ejemplo  de  lo anterior  fué seguramente  al asistir  a  la escuela  Miguel  Cabrera  al  lado  de pintores   como  Canseco Feraud y José María Irigoyen, Nancy dejó varios cuadros que las familias Oaxaqueñas guardan,    mas   podemos   admirar   una   última   cena   en   el hospital  de caridad  padre Ángel Vasconcelos,  se conocen  fotografías  de ella, que muestran  lo guapa que era,   se  cuenta  que  fué musa  de Amado  Nervo  y  que  le dedicó  ciertos versos, el Bate Mexicano. Nancy  nació  en  1876 y  falleció  en  1943  hay  un auto retrato pintado  en  1926  en  donde  luce  un  traje   regional  con  un águila al  frente,   así  como  una  pintura  llamada  “Piano   con Dama” pintado en 1911   y que muestra a un angelito  sentado al lado de la pianista,  estos  dos cuadros  son  propiedad  de la familia García Santibáñez.

Marianela Bustamante Cox. Nació del matrimonio de Don Luis Bustamante León y Patricia Cox, de origen Irlandés, traída a Oaxaca por Don Eulogio Gillow, primer Arzobispo de Oaxaca, como educadora, fundó la escuela de niñas y fué su directora, Don Luis Bustamante, fué comerciante tuvo la tienda “El Pabellón Nacional”, en el portal de mercaderes, fué presidente municipal en 1900, ésta boda se realizó a finales de 1909 y de él nacieron Marianela en 1911 que adoptó como escritora el nombre de su madre Patricia Cox y María Luisa Bustamante que se casó con el Sr. Audifred. Don Luis enviudó en 1920 y con los problemas de la revolución, ya que era muy amigo de Don Porfirio, se fue a México, ahí lo auxiliaron sus hermanas, al hacerse cargo de las 2 jóvenes, Marianela cursó estudios Universitarios y se casó en 1937 con el Escultor Lorenzo Rafael, escribió para Excélsior y el Universal, dentro de su producción literaria que suman 20 libros podemos citar: Amanecer en 1946, umbral, Pueblo olvidado, por los dominios del hierro, El Batallón de San Patricio, Ruta de Plata. En 1958 fué contratada por una casa editorial “La prensa” que editaba los populibros, escribió para ellos las biografías de Cuauhtémoc, Sor Juana Inés de la Cruz y Leona Vicario, siguieron sus libros “Maximiana” (novela), otro libro fué “En éste pequeño mundo”, “Don Francisco de Ibarra”, “Capitán de la paz”, “El enemigo está adentro”, etc. En 1992, recibió la medalla el Flechador del sol, en el hoy teatro Álvaro Carrillo, falleció en el año 2000 a la edad de 89 años.

Doña María Cristina Salmoran de Tamayo.- Nació en la ciudad de Oaxaca en 1918, estudió en la U.N.A.M. hasta alcanzar el doctorado, hizo un curso de posgrado de derecho laboral en la organización internacional del trabajo en Francia, catedrática en la facultad de derecho de la U.N.A.M. y en la escuela nacional preparatoria, fué actuaria, secretaria de audiencias, secretaria de acuerdos, dictaminadora, auxiliar titular, presidenta sustituta de juntas especiales y presidenta de la junta federal de conciliación y arbitraje, ha presidido la delegación de México en diversas conferencias de la oficina internacional del trabajo (OIT) y ha recibido distinciones académicas y merecidos honores por sus altos méritos como jurista y como intelectual, en 1961 fue nombrada ministra de la suprema corte de justicia de la nación, siendo la primera mujer que llega a tan alto sitial, es autora de varias obras: “Mujeres y menores”, “El trabajo a domicilio”, “Psicología industrial”, “Breviario sobre material laboral” y coautora de “El derecho laboral en latino américa”, en 1984 se le otorgó el premio nacional de derecho del trabajo por decisión unánime del pleno de la junta federal de conciliación y arbitraje, en 1992, recibió de manos del presidente de México la medalla “Flechador del Sol”, por el gobierno del Estado de Oaxaca.

Profesora Luz Cordero de Galindo. Fué educadora, nació en Tututepec, distrito de Juquila en 1899, cursó sus primeros estudios en el colegio “Triple Unión”, cursó estudios en el instituto de ciencias y artes del estado la carrera de teneduría de libros, más tarde ingresó a la Escuela Normal Mixta del Estado, obteniendo el título de profesora de educación primaria en 1920, su vocación la hizo ejercer la docencia durante toda su vida, fundó la academia científica “La corregidora” la cual dirigió durante 35 años, en 1970, recibió la medalla “Ignacio Manuel Altamirano” por 50 años de docencia, fué miembro correspondiente de la academia mexicana de la lengua, falleció en esta ciudad en 1983.

Luz Bonequi.- Nació en Oaxaca en 1860, hija del maestro Bonequi, que daba clases de dibujo en el instituto de ciencias y artes del Estado, autor de un manual de dibujo y autor del proyecto del panteón de San Miguel, hoy conocido como panteón número uno de esta ciudad de Oaxaca, se trasladó con su señor padre a México en 1885, fué la primer mujer que tuvo la profesión de telegrafista en la República Mexicana.

Por todo esto y porque la mujer significa todo en la vida, hoy quiero recordar a once mujeres y reconocer el trabajo que vienen haciendo nuevas protagonistas de nuestra historia.

Oaxaca, Oax., a 19 de marzo de 2017.
Jorge Alberto Bueno Sánchez.
Cronista de la Ciudad de Oaxaca.
Miembro de la S.M.G.E.
Miembro del S.C.M

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*