¿Qué pasa con el IEEPO?

Al cumplirse los primeros cien días de la naciente administración gubernamental, la sociedad oaxaqueña sigue esperando muestras claras y contundentes de la decisión del titular del ejecutivo de acabar con la inoperatividad del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) luego de que, al menos desde la entrada en vigor del cuestionado Decreto del 20 de julio de 2015, este importante  organismo de la administración pública estatal se encuentra a la deriva.

La justificada preocupación tiene su origen en varios aspectos, siendo el más importante de estos el presente y futuro de la educación de miles de niños y jóvenes oaxaqueños que actualmente cursan algún nivel de la educación básica en el sistema educativo estatal. La pregunta que gravita en el imaginario social, incluso desde antes del pasado primero de diciembre es ¿qué tipo de atención educativa ofrecerá está administración a la niñez y juventud del estado?

Si bien es cierto que la prestación del servicio educativo se encuentra sumida en una de sus peores crisis de que se tenga memoria en la historia reciente, también es verdad que para mejorar su estado actual se requiere, con urgencia, una reingeniería que remueva las entrañas de la inútil institución llamada irónicamente “nuevo IEEPO”. Hasta donde la experiencia se ha empeñado en demostrar, el complejo funcionamiento de un sistema educativo como el oaxaqueño está determinado, en gran medida, por el liderazgo de sus cuadros directivos. Es decir, por su capacidad para conciliar la multitud de intereses que se entrecruzan en el campo de la educación y para definir, en medio del conflicto que caracteriza todo proceso de cambio, un rumbo preciso y las rutas que se deben transitar para alcanzar los objetivos que la sociedad espera.

Desafortunadamente, a cien días del inicio de la actual administración gubernamental, la sociedad interesada en el presente y futuro de la niñez y juventud estudiosas, sigue sin poder celebrar una sola acción de gobierno que brinde la certeza de que las cosas van a mejorar en la operación del organismo responsable de la prestación de los servicios de educación básica en el estado: el IEEPO. Esto, luego del desencanto generalizado que provocaron, al interior de la institución y fuera de ésta, los primeros relevos que se realizaron hace ya algunas semanas.

Como se ha podido observar en el transcurso de los días, los relevos realizados hasta ahora en la estructura directiva del IEEPO no ha podido frenar en lo más mínimo la inercia en la que ha venido operando este instituto. Los vicios heredados del llamado “gobierno del cambio”, y que dieron al traste con lo que fue la promesa de un “nuevo” IEEPO, siguen siendo práctica cotidiana luego de los primeros cien días de esta administración. Para muestra, sobra decir que los problemas de pagos y demás trámites administrativos de cientos de trabajadores de la educación continúan acrecentándose y no tardarán en hacer crisis.

Por otra parte, las escuelas continúan operando a la deriva desde el punto de vista pedagógico, luego de que tampoco se ha restablecido la relación y el trato con el área responsable de los temas educativos en el Instituto. En consecuencia, las cifras exhibidas como logros educativos de los programas federales siguen siendo la farsa como lo fueron en la administración anterior y, como telón de fondo, los asuntos político sindicales están acaparando peligrosamente la agenda que orienta la relación del IEEPO con la dirigencia de la Sección 22.

En suma, los cambios realizados hasta ahora en el IEEPO no han estado a la altura de lo que la realidad educativa del estado requiere en estos tiempos y, así las cosas, sólo queda esperar que en la valoración de los primeros cien días de gobierno se revise con objetividad la importancia de esta estratégica institución que tiene en sus manos la solución de buena parte de la problemática que vive el sistema educativo estatal. Por esta razón, se tiene que actuar con más responsabilidad en la elección de los funcionarios que seguramente complementarán el equipo que deberá sacar adelante el proyecto educativo de este sexenio en ciernes.

Correo: el_comunicador@hotmail.com
Twitter: @el_comunicador1

1 Comentarios

  1. nicolas catalan abril 3, 2017 at 20:01

    En la total y absoluta inoperatividad,puesto que los delincuentes impunes de la cnte.,ya
    doblegaron al imberbe millonario murat,quién les tiene un miedo atroz y pavoroso,y hoy más
    que nunca estan envalontados por lo mismo.

Los comentarios están cerrados.