El relato de 15 días de crisis en el PRD

Por: Jesús Díaz Navarro
En las últimas semanas se han suscitado dos acontecimientos en el PRD que lo han hecho padecer una crisis interna, una de ellas fue el anuncio que hizo el senador  por puebla Miguel Barbosa en donde manifestó que el candidato del PRD a la presidencia de la república debería ser Andrés Manuel López Obrador. El segundo acontecimiento que desestabilizó al PRD fue la selección de su candidato a la gubernatura del Estado de México, vale la pena hacer un recuento de lo sucedido en torno a las declaraciones del senador poblano.
El 28 de febrero el senador Miguel Barbosa expresó su apoyo para Andrés Manuel López Obrador en el 2018 en su búsqueda por la presidencia de la república, así también expresó que no dejaría el PRD porque su objetivo en este momento no es integrarse a MORENA, si no lograr que su partido adopte a Andrés Manuel como su candidato presidencial en el 2018. Así lo expresó en diferentes medios de comunicación a nivel nacional.
En los días posteriores  el Comité Ejecutivo Nacional del PRD, por medio de su presidenta nacional, Alejandra Barrales,  reaccionó destituyendo de su cargo como coordinador de la bancada del PRD al senador Miguel Barbosa, y nombró como nueva coordinadora a la senadora Dolores Padierna, esposa de René Bejarano, Padierna era la Vicecoordinadora así que de alguna manera le correspondía asumir el cargo. Barbosa defendió su posición como coordinador diciendo que el partido no lo podía destituir del cargo solamente por mantener una postura crítica hacía este instituto político, sin embargo debemos recordar que Barbosa había manifestado su apoyo al presidente nacional de otro partido en la búsqueda  de la presidencia de la república. Barbosa se mantuvo firme en su posición y dijo que la ley lo asistía, así que defendería su cargo en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. 
Todo se enredó aún más cuando la presidenta nacional del PRD notificó  a la Mesa Directiva del Senado su decisión de destituir a Miguel Barbosa y nombrar a Dolores Padierna como nueva coordinadora de la bancada del PRD, ya que el senador del Verde Ecologista Pablo Escudero quien es Presidente de la Mesa Directiva del Senado, no aceptó el nombramiento del PRD y anunció que para la Mesa Directiva del Senado el coordinador del PRD seguía siendo Miguel Barbosa hasta que el Tribunal Electoral no resolviera sobre la inconformidad,  así que en ese momento existía un coordinador reconocido por el Senado y una coordinadora reconocida por el PRD.
Esto dio pie a que se generaran suspicacias sobre el porqué el presidente de la mesa directiva se entrometía en la vida interna del partido protegiendo la posición de Miguel Barbosa. La última vez que sucedió algo parecido fue en 2013 cuando Gustavo Madero siendo presidente del PAN destituyó como coordinador de su bancada a Ernesto Cordero y nombró a Jorge Luis Preciado, en ese momento el senado reconoció el nombramiento, ya que se ha considerado facultad de los partidos nombrar al coordinador de sus bancadas en la cámara de diputados y senadores.
Días después el Tribunal Electoral le notificó al senador Barbosa que no resolvería sobre su asunto y lo remitió a las instancias para inconformarse al interior del PRD. Con este golpe en su contra con el que no contaba, Barbosa decidió reunir a 15 senadores del PRD para otorgar una conferencia de prensa en donde anunciaron que habían decidido nombrar como nuevo coordinador a un tercero, al senador Raúl Morón Orozco, con quien seguramente habrían acordado mantener sus privilegios dentro de la bancada, como presidencias de comisión y secretarias, entre otros apoyos. 
Sin embargo, Alejandra Barrales, la presidenta nacional del PRD no reconoció este nombramiento porque no se invitó a la votación a cuatro senadores del PRD incluyendo a Dolores Padierna, además porque dentro de estos 15 senadores habría 6 que ya no forman parte de la bancada del PRD, 3 por sumarse a López Obrador en Morena, 2 por ser independientes (Encinas y Ríos Piter) y otro en el  PT (Benjamín Robles).  Se dice que estos senadores no desearían a Padierna por una cuestión de mantener privilegios como parte de la bancada del PRD.
Por último, el 14 de Marzo el senador Pablo Escudero retiró el apoyo que de primera instancia otorgó a Barbosa y manifestó que para la Mesa Directiva del Senado la fracción del PRD ahora no cuenta con coordinador de banca y habrían decidido consultar a la Comisión de Reglamentos y Prácticas Parlamentarias, seguramente esto para ganar tiempo en lo que se resuelve el conflicto.
Se ha comentado en diferentes columnas de opinión que el mismo día que el senador Barbosa publicó en su cuenta de  twitter su apoyo a Andrés Manuel, el senador comió con uno los hijos del presidente de MORENA  y tiempo después habría realizado la publicación. En los últimos días se filtró que Barbosa será el candidato de Morena a gobernador de Puebla.
Así pues, han pasado más de dos semanas y Alejandra Barrales sigue envuelta en la crisis del senado y no ha podido concretar acuerdos para nombrar a su candidato a gobernador en el Estado de México. En ésta crisis sale ganando AMLO al convulsionar al PRD, al dar la impresión de que los hombres fuertes del perredismo podrían comenzar a integrarse a su proyecto, y al mismo tiempo le quitó a Miguel Ángel Mancera a un fuerte aliado en el PRD, ya que la amistad entre Mancera y Barbosa era pública desde hace tiempo,  habían caminado juntos en el proyecto para llevar al Jefe de Gobierno de la Ciudad De México a la presidencia de la república.
Cuando le preguntaron a Barbosa porqué abandonaba a Mancera después de manifestar su total apoyo, simplemente dijo que hubo un momento en el que Mancera debió concretar su proyecto y lo dejó pasar, no se decidió. En eso tiene razón el senador Barbosa. En política hay que capitalizar el momento, en política todo es ritmo (timing).
Seguimos leyéndonos.

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*