Congreso: Tres meses sin resultados

* Los uilisistas, a la conquista del partido Morena de AMLO

* Los Gurrión, bajo sospecha de las autoridades fiscales del país


* Jenoé Ruiz y Mario Félix Pacheco insisten en eternizarse en Salud

* ¿Y qué está haciendo José Luis Calvo Ziga en Semadeso? ¡Nada!

Este miércoles 15 de febrero se cumplierón tres meses en que inició formalmente funciones la 63 Legislatura, en cuya conformación el PRI y el Partido Morena mantienen la mayoría de las 42 diputaciones.
Sin embargo, son 90 días de absoluta abulia, disputa de cargos, pleitos por el dinero, yerros en materia de comunicación, despilfarros, proselitismo y ningún trabajo legislativo: hasta ahora sólo posicionamientos políticos, el uso de la tribuna para disputas y una Mesa Directiva con múltiples errores y sin cabeza.
Si en la 61 Legislatura y en la 62 Legislatura –en que ya se comenzó a hablar de “democracia parlamentaria” y de equilibrio de poderes, al conformarse una Junta de Coordinación Política en vez de una Gran Comisión– ya quedó claro que sus integrantes únicamente privilegiaron el dinero, el gasto a manos llenas y la actividad partidista, en la 63 no solamente van por los recursos financieros, sino además por la negligencia total.
Con 16 legisladores, el Revolucionario Institucional domina el Congreso, seguido por Partido Movimiento de Regeneración Nacional, con ocho; le sigue el PRD con igual número, aunque hay que precisar que Carol Antonio Altamirano ganó la curul por el PAN; Acción Nacional tiene cuatro, el PT tres, y el Verde, Encuentro Social y Unidad Popular con uno cada uno.
Por otra parte, hay que precisar también que finalmente la 63 Legislatura se salió con la suya, a base de presiones, a fin de quedarse con el mayor presupuesto y no sufrir mayores recortes presupuestales.
Ante la grave corrupción en legislaturas anteriores, el gobierno de Alejandro Murat propuso a finales del año pasado que fueran 397 millones 297 mil 350 pesos de presupuesto; sin embargo, los diputados amenazaron con no aprobar el Presupuesto de Egresos 2017, por lo que finalmente su gasto para este año quedó en 546 millones 896 mil pesos.
¿En dónde está el dinero?, se preguntan por todos lados en apenas tres meses y lo único que se ha hallado son despilfarros. A pesar de la crisis económica por el alza al precio de las gasolinas y otros productos, en el Congreso de Oaxaca no existe la pobreza ni medidas de ahorro.
Por el contrario, los legisladores locales ganan más de 100 mil pesos, entre dietas y apoyos; reciben adicionalmente 34 mil pesos para “gastos de prensa”; más de tres mil pesos en vales de gasolina cada mes; tienen vehículo oficial y chofer; cada uno tiene a su disposición hasta 10 personas, entre asesores, secretarias y demás personal de apoyo; los viáticos
El 16 de diciembre por ejemplo, se reveló que la Comisión de Presupuesto, que encabeza el perredista Toribio López Sánchez, rentó un salón de lujo en un hotel caro de la ciudad, para sesionar; el espacio costó 336 pesos por persona e incluía únicamente café y galletas; fueron más de 20 personas las que concurrieron por dos semanas.
¿En dónde están las iniciativas de ley o las modificaciones constitucionales?, se pregunta la sociedad y no halla respuestas positivas. Por el contrario, más errores como la desaparición de la ley de ordenamiento ecológico, y unas semanas después enmendaron el grave error que los exhibió únicamente como ignorantes.
Pronunciamientos en contra del gasolinazo, a favor de los migrantes, por el empleo y hasta en contra de Donald Trump, es todo lo que ha habido en tres meses.
Por el contrario, el reparto de cuotas partidistas está a la orden del día; por ejemplo, sólo porque propuso al actual tesorero, Eduardo Javier Aldana González, la diputada perredista Paola Gutiérrez Galindo goza de excesivos privilegios, como el pago de su desayuno, comida, cenas y demás convivios en exclusivos restaurantes y hoteles, con cargo al erario.
O por ejemplo la imposición del PRI vía Samuel Gurrión en la persona de Azucena Ruiz Santiago, una joven inexperta en el área de Relaciones Públicas y que como directora no ha hecho más que cobrar en el cargo y contratar edecanes que le propone su jefe; en el colmo, sigue cobrando como trabajadora de los Servicios de Salud de Oaxaca.
O en el caso de Comunicación Social con Miguel Ángel Schultz Dávila, impuesto por el morenista Irineo Molina Espinosa; el “periodista” además de tener en la lista de convenios a su portal de internet, es un individuo insuflado, corrido en el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano por su prepotencia y despotismo; hoy está haciendo exactamente lo mismo; “no hay dinero, no hay dinero, no hay dinero”, repite a quienes lo buscan pero se guarda los gastos millonarios para los múltiples recorridos políticos de su jefe Irineo Molina.
O como lo hizo el PAN con el caso de María de Jesús Mendoza, que en la anterior Legislatura fue directora de Recursos Humanos y en esta gestión es directora de Contraloría Interna. O en el colmo, Morena propuso a su ex dirigente estatal, Luisa Cortés García, como directora de Información e Investigación Legislativa, sin tener la menor idea de lo que se hace en esa área.
¿Cambiará algo? Lo dudamos. Lo lamentable es que el Congreso no esté a la altura de las necesidades del estado y del proyecto de gobierno que encabeza Alejandro Murat; lo lamentable es que siga el despilfarro y la corrupción, por encima del quehacer legislativo.

NIMIEDADES

1.- Para sorpresa del mundo político (aunque en realidad no hay sorpresas en la política sino sólo intereses partidistas y económicos), JESUS ROMERO LÓPEZ, ligado de manera abierta a ULISES RUIZ ORTIZ, ¡se convirtió a Morena! Sí, sacó dinero del presupuesto del Congreso para pagar publicidad por todos lados y decir que ¡apoya a Andrés Manuel López Obrador! Increíble, el priista disfrazado que luego fue perredista y luego del PT, ahora se convierte en Morena, mejor dicho en as bajo la manga de URO para penetrar a Morena. Pero otra sorpresa más, no es el único ulisista, pues BEATRIZ RODRÍGUEZ CASASNOVAS se alista también a afilarse al partido de la “honestidad valiente”. Ver para creer.

2.- Como reguero de pólvora y por todos los medios informativos corrió la noticia de que la Auditoría Superior de la Federación, el SAT, el Instituto Nacional, entre otros, reabrieron las investigaciones en contra del diputado SAMUEL GURRIÓN MATÍAS, debido a su excesivo enriquecimiento, presuntamente ilícito, a base de tráfico de influencias y de otras cosas; en la lista está las indagatorias por trata de personas y parece que el asunto va en serio. El actual presidente de la Mesa Directiva no podrá hacerse valer de su fuero para enfrentar la justicia, nos aseguran; por cierto, SAMUEL GURRIÓN también pretende brincar a Morena, que sería otro caballo de Troya por parte de Ulises Ruiz. ¿Se lo permitirá AMLO?

3.- JENOÉ RUIZ LÓPEZ y MARIO  FÉLIX PACHECO insisten en eternizarse en Salud vía el sindicato, pues ya saben que los negocios millonarios están ahí a la orden del día, con el tráfico de plazas y las recategorizaciones. Este jueves inscribieron sus planillas, por separado, pero resulta que en el caso de Jenoé, ya lleva seis años en el cargo y aún quiere más; acusado de tener su empresa comercializadora de uniformes, identificada como JID, también se ha hecho millonario con cargos sindicales, además de tener en la nómina de la dependencia esposas, parejas e hijos. No se queda atrás Félix Pacheco que de modesto enfermero ahora es un millonario en tan sólo tres años, con la venta de plazas; ya vio también el negocio que se hace con las medicinas e insumos y por eso quiere repetir otros tres años. ¿Lo permitirá la base trabajadora?

4.- Sin conocimiento en la materia, el secretario del Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable de Oaxaca, José Luis Calvo Ziga, sólo anda de bandazos en bandazos. A tres meses de que asumió el cargo, el empresario del ramo de la cafeticultura enfrenta también un conflicto de intereses, pues la gasolinera de su propiedad, en la calle Belisario Domínguez de la capital, ha sido sancionada en varias ocasiones por derrames de combustibles y por robo, es decir, por no distribuir litros de a litro. En tres meses, no ha presentado un programa de trabajo, no se ha pronunciado por los graves daños a la ecología debido a los graves incendios forestales; tampoco ha hablado de la contaminación de las ladrilleras en los Valles Centrales ni el incremento de la polución en los Valles Centrales, mucho menos en la depredación de especies marinas o la fauna en bosques de la Sierra Norte. ¿Qué está haciendo? Nada, en definitiva nada. Quizá el plazo de 100 días de la primera evaluación sea oportunidad para poner en el cargo a una persona que realmente sepa del tema. Tomo el cargo porque le gusta “el buen ambiente”.