Charros de la Sección 35 de Salud se aferran a la dirigencia estatal

Las elecciones para la dirigencia de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, ya están próximas; sólo esperan que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN), emita la convocatoria (que ya debe de ser para las fechas 13 y 14 de febrero) para el registro de los candidatos a ocupar la secretaría general y demás carteras del Comité Ejecutivo Estatal (CEE).

Para el proceso electoral se han estado preparando desde meses antes, varios aspirantes a la dirigencia estatal entre los que figura como puntero y para reelegirse, el enfermero Mario Constantino Félix Pacheco, actual secretario general de la Sección 35, quien ha estado aprovechando su posición para ganar terreno en el proceso.

Con su experiencia adquirida en 3 años en la dirección de los sindicalizados del sector salud, ya buscó el apoyo económico y político de funcionarios de primer nivel del gobierno estatal, para que lo impulsen en su campaña que ya está coordinando su secretario de finanzas; Omar, uno de sus más allegados colaboradores que maneja su dinero y los recursos del sindicato. Omar, el que ahora viste buena ropa de Fábricas de Francia y posee lujosos automóviles.

Mario Félix, o “el gato Félix”, como le apodan muchos de sus compañeros que lo vieron cargando las maletas del otrora dirigente de la Sección 35, Jenoé Ruíz López; ha estado dando bases, contratos, cambios de adscripción y préstamos a los delegados para que los entreguen a los trabajadores, a cambio de votos que lo lleven de nuevo a la secretaría general.

Personas cercanas a Constantino Félix, lo califican como un charro y autoritario líder sindical que no tiene la capacidad de controlar su neurosis, ya que grita e impone sus órdenes a los trabajadores y si un agremiado intenta resistirse, lo hostiga hasta que logra someterlo; lo mismo hace Ruíz López. Además se ha valido de grupos de porros que utilizó para enfrentar a la disidencia sindical que dio como resultado de sus malos manejos. Tiene la misma escuela política sindical de su maestro Jenoé Ruíz.

Emanado de un centro de trabajo de Juchitan de Zaragoza, Félix Pacheco, se integró al CEE encabezado por Jenoé Ruíz y llegó vistiendo modestamente y con un automóvil Tsuru viejo, que su raquítico salario de enfermero le permitió adquirir. Hoy posee automóviles del año, una urban, una camioneta Hummer que según le obsequió el ex-gobernador Gabino Cué, una buena casa remodelada de gran comodidad en el fraccionamiento El Rosario y otra mansión con alberca en San Raymundo Jalpan, así como una gasolinera. Su esposa y sus hijos se transportan en buenos y costosos carros.

Uno de sus hijos es aviador en los servicios de salud, cada quincena se presenta sólo a recoger su talón de pago al igual que el hijo de Jenoé Ruíz, quien tiene el mismo nombre y cuenta con un código de radiólogo, y asi como estos casos existen muchos más en el CEE.

Félix Pacheco, quien actualmente tiene su oficina de campaña por la colonia América cerca del Polideportivo, trabajó en contubernio con el ex-titular de la Secretaría de Salud Germán Tenorio, para apaciguar a los trabajadores y que no protestaran por la falta de insumos para los hospitales, como jeringas, gazas, guantes, isodine, alcohol, algodón, instrumental médico, pinzas, tijeras, mangos de bisturí, víveres para la cocina; leche, aceite, frutas y frijol. En ese tiempo Jenoé Ruíz era el encargado de la administración de los uniformes para los trabajadores.

Ayudó a los que quiso y obviamente a sus más allegados a quienes otorgó cambios de códigos, contratos y adscripciones y relegó a los empleados que por su desempeño y antigüedad cuentan con el derecho de esos beneficios.

Otro de los aspirantes que avanza en segundo plano es el médico anestesiólogo Alberto Vásquez San Germán, trabajador del Hospital General “Doctor Aurelio Valdivieso”, que ha venido buscando la dirigencia estatal años atrás y cuenta con experiencia sindical. Su casa de campaña se localiza sobre la calle Arista del centro de la ciudad.

En tercer lugar va Jenoé Ruíz, quien está buscando la manera de llegar por tercera ocasión a la dirigencia estatal seccional número 35 (ya la lideró por 6 años). Además de contar con un cargo en el CEN del sindicato, ha procurado el retraso de la emisión de la convocatoria, para ganar tiempo y terreno en la pre-campaña. De igual manera cuenta con varias propiedades y negocios como restaurantes y salones de fiesta. En el trienio de Mario Constantino, lo estuvo direccionando y no lo dejó trabajar con libertad. Su casa de campaña se ubica sobre la avenida Colón, cerca de las oficinas de Regulación Sanitaria.

Se perfilan unas elecciones de riesgo debido a que las bases se han dado cuenta de la corrupción, arbitrariedades e inconsistencias del actual dirigente. Si la situación se torna crítica, se aliarán Félix Pacheco y Jenoé Ruíz; este último se trasladará al CEN, para dejarle el paso libre a Mario Constantino.

Francisco Pacheco Castro, “el chino”, cuyo centro de trabajo es el área de planeación, también está recorriendo las regiones para reunirse con los empleados y presentarles su proyecto sindical, en el que destaca la procuración de bases para los trabajadores del nivel formalizado. Hace 3 años fue rebasado por su contrincante Felix Pacheco, por sólo 20 votos.

Mauro Luis Santos, delegado sindical del Seguro Popular y actual comisionado en la cartera de préstamos del CEE, de igual forma se encuentra trabajando para respaldar su candidatura hacia la secretaria general de la Sección 35.

Los aspirantes ya han estado celebrando reuniones con los sindicalizados del hospital general “civil” y de los hospitales regionales de Tuxtepec, Istmo, Mixteca y Costa, asi como en los centros de salud, casas de salud y oficinas administrativas, para dar a conocer sus propuestas de trabajo e integrar la estructura de sus planillas.

1 Comentarios

  1. No se por cual ratero votar…

Los comentarios están cerrados.