Llama Obama a reducir “la fuerza corrosiva del dinero” en la política de EU

Alerta contra la “fuerza divisiva” del racismo en la sociedad estadounidense y exhorta a “reconstruir nuestras instituciones democráticas” en un país que tiene bajas tasas de votación.

En su último discurso como Presidente, Barack Obama llamó a “reducir la influencia corrosiva del dinero en nuestra política” y alertó contra la “fuerza divisiva” del racismo en la sociedad.

Al hablar de la democracia, ensalzó los principios de transparencia y ética en el servicio público y señaló la necesidad de hacer más fácil el ejercicio del voto, ya que las tasas del voto en Estados Unidos son muy bajas.

Lo dijo así:

Todos nosotros, sin importar el partido, debemos lanzarnos a la tarea de reconstruir nuestras instituciones democráticas. Cuando las tasas de voto en Estados Unidos están entre las más bajas de las democracias avanzadas, deberíamos estar haciendo que sea más fácil, no más difícil, votar.

Cuando la confianza en nuestras instituciones es baja, debemos reducir la influencia corrosiva del dinero en nuestra política e insistir en los principios de transparencia y ética en el servicio público. Cuando el Congreso es disfuncional, debemos atraer a nuestros distritos para animar a los políticos a atender al sentido común y no a los extremos rígidos.

Pero recuerden, nada de esto sucede por sí solo. Todo esto depende de nuestra participación;de uno de nosotros aceptando la responsabilidad de la ciudadanía, independientemente de la forma en que el péndulo de poder se balancea.

Barack Obama dio su último discurso como presidente de Estados Unidos este martes en Chicago, donde llamó a la unidad y externó algunas reflexiones sobre el racismo.  Lo hizo en medio de aplauso y entusiasmo. Después de hablar del desencanto y la división como amenazas a la democracia, el presidente expresó:

Hay una segunda amenaza para nuestra democracia. Y es tan vieja como nuestra propia nación. Después de mi elección se habló de una américa postracial. Y tal visión, aunque bien intencionada, nunca fue realista. La raza sigue siendo una fuerza potente, y a menudo divisiva, en nuestra sociedad.

Si no estamos dispuestos a invertir en los hijos de los inmigrantes, simplemente porque no se parecen a nosotros, vamos a disminuir las perspectivas de nuestros propios hijos porque esos niños cafés representarán una parte cada vez mayor de la fuerza de trabajo de Estados Unidos.

A unos días de que el republicano Donald Trump tome posesión como nuevo mandatario de la Unión Americana, Obama dijo que la desigualdad es también corrosiva para la democracia de ese país. Asimismo, aseguró que hizo un compromiso con Trump para que la administración de éste asegure una transición tersa para la de aquél. “Justo así como el presidente Bush lo hizo por mí”.

Lágrimas por Michelle

Los ojos de Barack Obama se humedecieron cuando éste se refirió a su esposa Michelle durante su discurso en Chicago, ahí donde 8 años atrás emitió el primero como mandatario.

Durante los últimos 25 años no sólo has sido mi esposa y madre de mis hijos, tú has sido mi mejor amiga.

Tomaste un papel que no pediste. Y lo hiciste tuyo con gracia, carácter, estilo, y buen humor. Hiciste de la Casa Blanca un lugar que pertenece a todos. Y una nueva generación fija sus vistas más arriba porque te tiene como modelo. Me has hecho sentir orgulloso y has hecho sentir al país orgulloso.

Malia y Sasha, bajo las circunstancias más extrañas, se han convertido en dos mujeres increíbles. Son inteligentes y hermosas. Pero lo más importante: son amables, inteligentes y están llenas de pasión. Y llevaron la carga de años en el centro de atención tan fácilmente. De todo lo que he hecho en mi vida, estoy más orgulloso de ser su padre.

Asimismo, Obama expresó su agradecimiento a todos los integrantes de su equipo y reconoció en ellos su carácter, corazón e idealismo.

Un adiós optimista

Al finalizar su discurso, el mandatario comentó que augura el futuro en buenas manos, pues ve en la generación venidera valores como el altruismo, la justicia, el patriotismo y la creatividad.

Dejo este escenario esta noche con más optimismo sobre este país que cuando empezamos. Porque sé que nuestro trabajo no sólo ha ayudado a tantos estadounidenses, ha inspirado a tantos estadounidenses —especialmente a tantos jóvenes por ahí— a creer que pueden hacer una diferencia para enganchar su carro a algo más grande que ustedes mismos.

Mis compatriotas estadounidenses, ha sido el honor de mi vida servirles. No voy a parar. De hecho, estaré allí con ustedes, como ciudadano, por todos mis días restantes. Pero por ahora, si eres joven o si eres joven de corazón, tengo una última petición como tu presidente, la misma cosa que te pedí cuando me arriesgaste hace ocho años.

Te pido que creas. No en mi capacidad para lograr el cambio, sino en el tuyo.

El primer mandatario afrodescendiente en la historia de Estados Unidos pidió a sus conciudadanos que se aferren a la mística contenida en los documentos fundacionales, al espíritu de los inmigrantes y los que creyeron en la justicia y remató: “Sí, podemos. Gracias. Dios los bendiga y continúe bendiciendo a los Estados Unidos”.

Aristegui Noticias

Deja un comentario

Tu correo no será publicado.


*