PAN/PRD: Confrontados y de cabeza

1).- PAN: ¿A segunda vuelta?

El sistema de partidos políticos en México, ya es un fiasco, igual que en Oaxaca los “abusos” y costumbres. Desde hace mucho sólo representan una carga económica… y moral. El país urge de una verdadera Reforma Política. No ficciones. Miles de millones para mantener una casta maldita que vota en contra del pueblo. Ahí no sólo permean la corrupción y el gatopardismo, sino la simulación y la demagogia. En el PAN, por ejemplo. Si bien en el proceso del 5 de junio de 2016 dieron un golpe espectacular a nivel nacional, en Oaxaca no han dado una. En 2015 no lograron ni un solo distrito electoral federal.

El año pasado, sólo dos de mayoría local: Fernando Huerta Cerecedo y Leslie Espinosa Z. Había que ver cómo terminaron en la pasada legislatura: pulverizados y enconados. Natividad Díaz fue removida y defenestrada por sus mismos colegas. La relevó Gerardo García Henestroza. El liderazgo de Juan Mendoza fue severamente cuestionado. Y se llevó de corbata a su fiel Naty. Hoy hacen bancada sólo 4.

La rebatinga se exhibió en la elección de la nueva directiva. Primero fue la designación de una Comisión Electoral afín. Empero, el propósito de Juan Iván de dejarle la dirigencia a Naty, es decir, hacer cambalache, casi abortó. Irrumpió el ex edil de Huajuapan, Luis de Guadalupe Martínez, con el apoyo, ¿de los panistas? No.

¡De los operadores del PRI! Los votos -y la lana, se dice- le favorecieron en primera instancia. Tanto que el tercer aspirante, José Manuel Vásquez se allanó y reconoció su derrota. No así Antonia Natividad. Vendría luego su reclamo ad hoc: el incendio de papelería en las oficinas centrales del PAN y la afirmación de que el voto le favorece. ¿Conclusión? La elección interna se va a segunda vuelta. El albiazul, que en las últimas elecciones se ha ido a la cola de las preferencias electorales y que ha perdido mucho de lo que ganó en el pasado, está hoy más dividido que nunca.

2).- PRD: División y escándalos

El PRD en Oaxaca ha sido coto de poder de un grupo: la Unión Campesina Democrática (UCD), franquicia de Amador Jara. Nada se mueve si no es que con su anuencia. En septiembre de 2015 allanó el arribo a la dirigencia estatal de Carol Altamirano, al abortar el propósito de Benjamín Robles de imponer a su alfil, Jesús Romero. Fue una primera ruptura. El tufo y la omnipresencia del “operador estrella” de Gabino Cué, Jorge Castillo, se percibía a leguas.

El plan estaba trazado. Acotar el avance de Robles Montoya en ruta a la gubernatura, a cualquier precio. Y lo lograron. El objetivo era “trabajar” la candidatura de José Antonio Estefan. Propósito consumado. Cuando a éste le cerraron el camino en el PRI para la candidatura por Tehuantepec, el PRD lo catapultó. Y ganó, con un costo político: la ruptura de “Los Chendos”. Félix y Rosendo Serrano se fueron. La siguiente ruptura vino cuando JAEG fue ungido candidato. Robles, Romero y seguidores, buscaron cobijo en el Partido del Trabajo (PT) y ahí siguen. Se llevaron sus canicas y simpatizantes, con algunos “chapulines”, como Pavel López, a) Mate, que brinca del PRD al PT o viceversa.

Muy pronto Carol dejó acéfala la dirigencia. Se dejó llevar por el canto de las sirenas del PAN y, con sus colores ganó la diputación local por Salina Cruz. En el ínterin, la UCD se fracturó. El socio mayoritario, Amador Jara y su partner, Rey Morales Sánchez, a) Mi Rey de Monterrey –apelativo acuñado por Jorge Castillo- rompieron estrepitosamente. Éste acusó penalmente a Jara. Supuestas amenazas de muerte. La lucha por la dirigencia se estaba cocinando.

Luego de una asamblea atropellada y confrontada, el 29 de diciembre, al día siguiente el PRD amaneció con dos dirigentes: ex edil de Santa Cruz Xoxocotlán, José Julio Antonio Aquino, del grupo de “Los Cívicos” y Raymundo Carmona Laredo, en ese momento, edil de San Pedro Pochutla. El primero apoyado por la plana mayor perredista: Francisco Martínez Neri, coordinador de la bancada del PRD en San Lázaro; Carol Altamirano, pastor de la bancada local y otras fuerzas. Al segundo le levantaron la mano sólo los seguidores de Rey Morales, pero la Comisión Electoral del PRD le dio el triunfo. ¿Conclusión? El PRD sigue fracturado, enconado y con un liderazgo cuestionado.

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

— Con algunas designaciones en el gabinete ampliado –lo confieso, así en primera persona- he perdido ya mi capacidad de asombro. En ciertos casos: la Iglesia en manos de Lutero.

— A cinco semanas del actual gobierno y aunque se haya aclarado, asoma ya lo que será el segundo capítulo del estercolero del pasado en la Secretaría de Salud. Hay razón en que nadie mueva un dedo para ir por los corruptos del ancienrégime.

— Un breviario para aquellos que designan y al día siguiente relevan: “La decisión necesita espíritu de Señor”, dijo Luis XIV, en sus “Memorias”.

Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress

Twitter: @nathanoax