La gota que derramó el vaso

En horas recientes el país ha vivido con temor y angustia. Se han reportado disturbios en diferentes partes de la República como resultado del gasolinazo. Pasamos del mal humor social a la violencia social. Pero no sólo es el gasolinazo. Este sólo es la gota que derramó el vaso. Es la suma de muchos sucesos que han hartado, ofendido, ultrajado a los mexicanos: 1) La casa blanca y el nuevo avión de la familia presidencial. 2) Duarte I y II, Yarrington, Medina y demás ex gobernadores impunes. 3) La entrega del petróleo, el gas y la electricidad a empresas privadas. 4) El insulto del salario mínimo. 5) Los sueldos y bonos de diputados y senadores. 6) En la Ciudad de México, el saqueo de los funcionarios perredistas incrustados en las delegaciones, y 7) El engaño del Sistema Nacional Anticorrupción. Y agréguenle. Simplemente le llenaron el buche de piedritas a los mexicanos.

La Jornada / Dinero / Enrique Galvan Ochoa