Facebook, Twitter, Youtube y Microsoft contra el terrorismo

Varios grupos terroristas utilizan las redes sociales para reclutar jóvenes a la guerra, por lo que estas plataformas buscan combatir los mensajes de odio

CIUDAD DE MÉXICO.

De acuerdo al diario español El País, los grandes de la tecnología: YouTube, Facebook, Twitter y Microsoft se han unido para trabajar juntos para identificar y eliminar el contenido extremista de sus páginas.

Las compañías compartirán información y crearán una base de datos con los vídeos e imágenes que promueven el terrorismo, esto podría incluir vídeos que intentan reclutar directamente a los internautas o imágenes y memes violentos, esto debido a que actualmente las redes sociales se han convertido en la principal vía de difusión de la actividad terrorista y de reclutamiento. Los atacantes utilizan estas plataformas con el objetivo de convencer a nuevos miembros para que ingresen en grupos extremistas como el Estado Islámico.

El nuevo acuerdo sugiere que cuando alguna plataforma identifique en sus redes alguna pieza con contenido extremista, la registrará en la base de datos que comparte con las demás. Así, las otras podrán usar esa información para localizar y eliminar ese mismo vídeo o imagen de su plataforma. Las compañías han emitido un comunicado en el que explican que esperan que esta colaboración aumente la eficiencia de la lucha contra el terrorismo y que “ayude a frenar la urgente cuestión global de contenidos terroristas en Internet”.

Facebook, Microsoft, Twitter y YouTube se unieron para evitar la publicación de contenido terrorista en línea. No hay lugar para el contenido que promueve el terrorismo en nuestros servidores. Cuando se nos alerte sobre algún caso, tomaremos acciones en contra de esto de acuerdo a nuestras políticas.

Con esta colaboración nos comprometemos a proteger la privacidad de nuestros usuarios y la oportunidad para expresarse en plataformas libres y seguras. También buscamos comprometernos con una comunidad más amplia de las partes interesadas de una manera transparente, reflexiva y responsable a medida que avanzamos nuestro objetivo compartido de prevenir la propagación de contenidos terroristas en línea respetando los derechos humanos’, se lee en parte del comunicado.

Las cuatro tecnológicas tienen políticas de contenido muy diferentes, también en lo referente a la violencia. Tienen criterios distintos sobre qué se considera contenido terrorista y qué no, por eso comenzarán compartiendo información sobre los datos más evidentes, “las imágenes y los vídeos más extremos”, ya que son los que más probablemente violarán las políticas de contenido de todas las empresas.

Excélsior